SANTIAGO CÓRDOBA OREJÓN

(Esta página está en construcción)


Santiago Córdoba Orejón nació en Viladiego, Burgos, España en 1913 y murió en Madrid, España en 1968. Fue periodista y muy conocido por sus caricaturas. Escribió para el Diario de Burgos las crónicas de Villadiego desde desde 22 de julio del 1933 hasta 28 de diciembre de 1934 con el pseudónimo de Ito. Anteriormente las reseñas las escrbió su hermano mayor Emiliano, (1908 - 1964) que las firmaba como Nano.

Su padre fue  Pascual Córdoba Pampliega, (1877 - 1957) prestigioso comerciante de telas, zapatos, ropas, etc, que tuvo su comercio en la actual Plaza Mayor de Villadiego.

27 de enero de 1929. Se publica en el Diario de Burgos los resultados del Curso Municipal de Francés de Curso Medio con una nota obtenida por Santiago de Pasable - Aprobado.

17 de abril de 1934. Crónica publicada en el Diario de Burgos: Fiesta conmemorativa del 14 de abril. Exposición de caricaturas.

27 de abril de 1934. Crónica publicada en el Diario de Burgos: La feria de Santa Inés. De la exposición de caricaturas de "Ito". De sociedad.

Colaboró con los siguientes diarios: Pueblo, Marca, El Ruedo y ABC. En el periódico El Ruedo escribió desde 1950 hasta 1967. Fueron famosas sus interviús a distintas figuras del toreo y caricaturas.

En las necrologías que se publicaron tanto en el ABC como en El Ruedo, no se dice el lugar donde nació. Es extraño. La única interpretación que me cabe, es que no quisiera saber nada de su pueblo natal. Y se puede entender, porque su padre fue encarcelado al estallar la guerra civil y "acusado"; su hermano Santiago tuvo que exiliarse a Francia. Al final, creo que la familia entera, se fue a vivir a Madrid.

El 24 de enero de 1952 entrevista a Juan Belmonte para El Ruedo.

El 3 de febrero de 1968 se publicaba la siguiente necrología en el periódico "ABC": "Hace dieciséis años, Santiago Córdoba manifestaba en una entrevista -una de las escasas veces en que no ocupó el lugar de las preguntas- su deseo de que sobre su tumba figurase esta inscripción: "Veritatem dilexi" ("He amado la verdad"). Ahora la verdad se le ha quedado en los labios, en la pluma siempre ágil; en los seis lustros de verdades menudas, extraídas, con la habilidad de un cirujano, de miles de hombres y mujeres. Informador nato, entrevistador cabal. Santiago Córdoba ocupa ya una importante parcela de la historia última del periodismo español. Su agudeza, sencillez y sentido de las síntesis brillaron inicialmente en el diario "Pueblo", donde hizo famosa su sección " Diga usted la verdad", por donde desfilaron figuras del arte, de la ciencia o la política, recreando un aspecto nuevo de la entrevista clásica, resumiéndolo todo en un puro y brillante diálogo coronado por la gracia de sus caricaturas. Otras publicaciones, como "Marca" y "El Ruedo" acogieron en sus páginas los trabajos de Santiago Córdoba, que, finalmente, pasó a nuestra casa. En ABC continuó su brillante labor, que la muerte ha venido a interrumpir. Su última serie ha sido publicada en nuestras páginas deportivas, bajo el título "Espectadores de excepción".

En la revista "Triunfo" había creado una sección, titulada "Noche de estreno", en la que, con peculiar estilo, recogía una impresión de la obra estrenada, de su autor y de sus intérpretes.

Santiago Córdoba, que había nacido en la provincia de Burgos en 1913, deja escritos dos libros, uno titulado "Con carota y sin careta", que es una selección de sus mejores entrevistas con personalidades de las más dispares esferas, y el otro, "Benavente desde que le conocí" que comprende una serie de entrevistas con don Jacinto, a través de las cuales se llega por el camino de la síntesis, al conocimiento de cómo era el gran autor teatral en su trato amistoso y familiar".

El de 6 de febrero de 1968 publicó la noticia de su fallecimiento El Ruedo.

 

Cronicas publicadas en El Ruedo.