1. BREVE HISTORIA.



La erección de la estatua del Padre Flórez en la Plaza Mayor actual de Villadiego (Burgos) el 17 de octubre de 1906 puede haber sido uno de los acontecimientos del siglo XX de esta localidad que más relevancia ha tenido en cuanto a las personas que contribuyeron a través de suscripciones a la misma y en cuanto a la asistencia a dicho día por número y por los distintos grupos sociales (político, educativo, artístico, religioso, etc) que participaron y que fue la culminación de varios actos que sirvieron como homenaje al agustino Enrique Flórez (1702 -1773), un historiador célebre del siglo XVIII que había nacido en Villadiego. La iniciativa fue del presbítero Luciano Huidobro Serna (1874 -1958) y en ese momento era alcalde Andrés Seco Clérigo. Ese mismo día 17 de octubre, y según el documento de La Real Academia de Historia. Tomo 49. Año 1906. Páginas 417 - 420, por la tarde, también se realizó el descubrimiento, en el piso bajo de la casa donde nació, de una piedra de cantería de Olmos de la Picaza, con la inscripción AÑO 1710, que corresponde con el año posterior al regreso de D. Pedro José Flórez de Setién Calderón de la Barca y Doña Josefa Huidobro y Puelles, padres de Enrique Flórez a Villadiego. Con la demolición y nueva construcción de dicho edificio ya no aparece dicha piedra. Anteriormente y a iniciativa, en 1904, de Luciano Huidobro, éste propuso al Ayuntamiento cambiar el nombre de la calle Roma por la de Padre Flórez. Y así se realizó y también se colocó en la casa en que vivió una placa de mármol con letras doradas con el nuevo nombre.

Además de la continuas alusiones en los periódicos del Diario de Burgos, El Castellano y el Papa-Moscas al proceso de recaudación de fondos, colocación de la estatua y la figura del P. Flórez, se editó un periódico en la villa, titulado El Eco de Villadiego, que solo se publicó ese día, con el fin de dar cuenta, aparte de otras cuestiones, de la inauguración de la estatua. También fue a iniciativa de Luciano Huidobro ayudado por Constatino Garra. Se tuvo que hacer en cuatro tiradas por la falta de material y se hizo a través de la imprenta Rilova, situada en la Plaza Mayor.

Asímismo se realizó una tirada de tarjetas postales con el retrato del P. Flórez para dar cuenta de la iniciativa y cuya venta se destinará al levantamiento de la estatua. El dibujo fue realizado por el artista burgalés, D. Saturnino López Gómez y reflejan el proyecto así como los méritos del agustino. Para más información ver la noticia en el Diario de Burgos de 26 de mayo de 1904.

Por último hay que destacar que la estatua fue reallizada por el escultor Aniceto Marinas (1866-1953), autor, entre otras, del Monumento a Velázquez en la puerta del Museo del Prado de Madrid, lo que nos indica la importancia que se dio a la erección de la figura del agustino. Ver firma de A. Marinas en la estatua de P. Flórez.

Por buscar el porqué de la iniciativa de Luciano Huidobro a homenajear a Enrique Flórez, lo primero que a uno le viene a la mente, es que era porque compartían el apellido Huidobro y como tal podían ser parientes. Cuestión que no he podido confirmar. Aparte de ser el agustino un historiador, naturalista, numismático, escritor religioso, etc. y por tanto muy relevante en su siglo, hay que recordar que el nombre completo del agustino es Enrique Fernando Flórez de Setién Huidobro. Según el blog de José Manuel Huidobro: "en 1682, la villa de Villadiego hizo reconocimiento de hijodalgo a Pedro José Flórez de Setién, por informe hecho por personas nombradas por la justicia de la villa a pedimento de éste". Por tanto el padre del P. Flórez fue homenajeado y se puede creer que había que seguir con esa costumbre. Pero lo que sí es cierto es que Luciano Huidobro fue un lector de las obras del P. Flórez y lo más lógico es pensar que el conocimiento de las mismas le incitaran a darle un homenaje a través de distintas maneras.

Más allá, del sujeto individual que protaganiza este hecho, en este caso Luciano Huidobro Serna principalmente, es importante, conocer el significado que tiene el levantamiento de esta estatua dedicada a un agustino, que nació en Villadiego, pero donde vivió hasta el 1713, que es cuando su familia se traslada al Barco de Ávila. Ver en el artículo de Javier Campos y Fernández de Sevilla titulado Enrique Flórez. La pasión por el estudio, el apartado datos biográficos. Es decir el P. Flórez vivió en Villadiego solo sus primeros 11 años. Y bien pudo nacer en otra localidad ya que sus padres vivieron en varias lugares de España. Su progenitor fue corregidor.

¿Qué valores y que ideas se están transmitiendo al colocar una estatua de un gran historiador y que llevó no solo una vida religiosa, del siglo XVIII, en medio de una plaza cuya función principal fue y sigue siendo en determinados días ser un lugar que hace de mercado y que tuvieron gran relevancia sus ferias y dónde se realizan la mayoría de los actos sociales, como celebración de fiestas y hasta 1957 también, auque no siempre, toros? Y donde además se cambia el nombre de la calle de Roma por de Padre Flórez, por estar en dicha calle la casa donde nació. ¿Qué aportó el P. Flórez al lugar donde nació? ¿No había otras pesonas con igual de relevancia en la historia pasada que habían nacido en Villadiego y, porque no, se les podía haber dedicado una estatua? ¿Por qué se elige un aspecto determinado de su vida para reflejarlo en la estatua?

La persona, Luciano Huidobro, que dedicó el que más tiempo a organizar el homenaje, era presbítero, historiador, arqueólogo, cronista de la provincia etc., hijo de José Huidobro Bravo, que fue abogado, Juez, Alcalde de Villadiego en 1881, Diputado Provincial. El grupo social de las personas que formaron la junta pronvincial encargada de coordinar fueron el gobernador, diputados, académicos, directores de periódicos, etc. De la junta local no se sabe quien la conformaron. Las personas que participaron en los principales actos del día de la celebración, discursos, misa, etc. pertenecían a un grupo político, cultural y mayormente religioso determinados. Asimismo la participación de los Padres Agustinos fue muy numerosa e importante en la celebración. Ver el discurso del agustino Conrado Sáenz Muiños.

Por otro lado la descripción de la estatua del Padre Flórez es la de una persona de pie vestida con un hábito sacerdotal, con su brazo derecho hacía abajo y con una pluma entre sus dedos de la mano; su brazo izquierdo está doblado y contiene entre sus manos un libro, con el título Clave Historial, que apenas se lee, y que se debe referir a uno suyo titulado: Clave historial con que se abre la puerta a la historia eclesiástica y política, apoyado en su cintura. Su orientación es a la casa donde nació. Es importante recalcar otra vez que la obra está realizada en mármol de Carrara y su autor fue un prestigioso escultor de la época: Aniceto Marinas. En el momento de su inauguración estaba rodeada por una verja por sus cuatro lados.

Por todo lo anterior, se debe interpretar que el efecto que se consigue, consciente o inconscientemente, por parte de todos los que participaron en el levantamiento de la estatua al P. Flórez con unos elementos determinados, que fue, recordemoslo otra vez, además de agustino, filósofo, traductor, numismático, arqueólogo, historiador, naturalista, etc. en medio de una plaza donde no había elemento alguno religioso, es que desde ese momento, 17 de octubre de 1906, presida para siempre, una figura que tiene connotaciones principalmente religiosas, toda la actividad que se realize en la plaza mayor, lugar, que a su vez, es el centro social por antonomasia de Villadiego.


Ir a página del P. Flórez.